miércoles, 14 de octubre de 2009

Aprendiendo a ser feliz: LUZ

(...) Y es que tras esa oscuridad tan negra que habitaba mi pequeño mundo, tras esas rejas que cubrían mi corazón y descubrían mis penas, tras ese silencio ensordecedor, había LUZ...

Sí, y esa LUZ dejaba percibir un mundo nuevo, grande, inmenso... todo un mundo por descubrir...

Y ese mundo es el suyo, el de él, el de ella... el tuyo...pero también es el mío... también es mi mundo... y yo no lo sabía...

Mirando al horizonte, encontré la LUZ... sí, esa que ilumina por fin mi sonrisa...

Mira al horizonte... y sonríe...

7 comentarios:

  1. Yo he estado un mes y pico buscando un poco de luz y ya la voy viendo al fondo... pero mira que trasmites cosas guapetona!!

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso que hay luz en todas partes. Y si nos encontramos en un lugar donde no la hay, siempre podemos encenderla nosotros mismos. Preciosas fotos, por cierto!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra leerte así......al final, siempre, siempre hay luz. Simplemente hay que tener paciencia y saber esperar.
    Un besote fuerte

    ResponderEliminar
  4. Pues si que me alegra ver optimismo en tus letras, ¡¡ por fin!!

    BESOS MIL

    ResponderEliminar
  5. Asi me gusta Cecilia!!! y cuando esa luz no se vea, hay que buscarla porque ahí está.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Siempre queda un rescoldo de luz donde poder imaginar un amanecer.
    Saludos.

    ResponderEliminar